Seguidores

12.12.10

Words.

Se clavaban en su corazón como dagas. No quería imaginarlo, mencionarlo o recordarlo.
A lo mejor se pensaban que ella no se daba cuenta. Pero sí, lo hacía. Ella se percataba de todo lo que sucedía. Y la dolía, tenía miedo. Pero el miedo es el comienzo de la valentía ¿no?



No hay comentarios:

Publicar un comentario